COVB

Actualidad / Noticias

Recomendaciones técnicas y de gestión de colonias felinas en la crisis sanitaria COVID-19

16/09/2020

El estado de alarma declarado por el R.D. 463/2020, de 14 de marzo, limita la libertad de circulación de las personas. El confinamiento domiciliario que pretende evitar la difusión de la enfermedad podría dificultar la atención de los animales que viven en espacios públicos y que son alimentados y mantenidos por entidades debidamente acreditadas por las Administraciones Locales bajo la supervisión del Ayuntamiento donde se ubican .

 

El Consell de Col·legis Veterinaris de Catalunyaen su responsabilidad de preservar siempre la Salud Pública y el bienestar animal, ahora en esta situación de excepcionalidad ha elaborado unas recomendaciones de carácter técnico y de gestión para la situación de alerta sanitaria COVID-19 dirigidas a las personas, entidades y Administraciones Locales que están relacionadas con las colonias felinas.

 

RECOMENDACIONES GENERALES:

 

  1. Suspensión de las actividades de captura de gatos ferales durante el estado de alarma.

 

  1. Paralización de los procedimientos quirúrgicos asociados a los programas C.E.R.

 

  1. Gestión excepcional de gatos ferales en colonias reconocidas y controladas por las Administraciones Locales.

 

  1. Anulación de los documentos de autorización de alimentadores de colonias de gatos ahora utilizados y expedición de nuevas autorizaciones personales firmadas por la autoridad que sea competente.

 

  1. Autorización para la gestión de la alimentación y la limpieza de las colonias cerradas o semi-cerradas.

 

  1. Prohibición de alimentar gatos de forma aleatoria y/o indiscriminada en la vía pública.

 

RECOMENDACIONES PARA LAS PERSONAS AUTORIZADAS:

 

  1. La atención de las colonias se tendría que realizar antes de las 9 de la mañana o después de las 9 de la noche.

 

  1. La frecuencia de interacción de cada persona al lugar autorizado tiene que ser valorada según la colonia y el número de animales. Se evitarán desplazamientos de las personas excesivos y/o innecesarios. En caso de que hubiera un animal que necesitara atención diaria se tendrá que comunicar por escrito a la entidad acreditada responsable por evaluación veterinaria.

 

  1. La detección de un gato enfermo tiene que ser comunicada a los servicios municipales que lo tendrán que capturar inmediatamente por examen veterinario y tratamiento.

 

  1. En caso de encontrar un gato muerto en una calle del municipio, se cubrirá el cadáver con plástico y a continuación se notificará al consistorio que ordenará la retirada del mismo.

 

En situación de alerta sanitaria COVID-19 se importando la cuantificación de cualquier mortalidad fuera del normal a efectos epidemiológicos y de bienestar animal. En ningún caso las personas tienen que tener contacto con el animal muerto.

 

Se recomienda documentar lugar y circunstancias del hallazgo, aportar fotografías del cadáver y proceder a su tratamiento según la normativa vigente.

 

  1. En la colonia solo se utilizará alimento seco y agua y se tendrá cura de la limpieza y desinfección de abrevaderos y comederos. Se pueden habilitar contenedores de alimentos y sistemas de reserva de agua de mayor capacidad para reducir las actuaciones y procurar espaciarlas hasta el máximo de tiempo posible para mantener en bienestar de las colonias.

 

  1. Solo tiene que interactuar una persona para tener un mejor control de la colonia. En colonias de más de treinta gatos se puede actuar en días alternos.

 

  1. La relación de personas autorizadas y las de reserva para actuar en caso de que el primer responsable esté en aislamiento tendrá que especificar la ubicación de la colonia y los días y horas de actuación.

 

  1. La persona autorizada tiene que utilizar mascarillas, guantes desechables y desinfectantes de manos por antes y después de interactuar con los animales. También, si se posible, ropa desechable .

 

  1. La vuelta en el domicilio tiene que ser inmediata, no tocando ningún objeto; los zapatos y la ropa exterior empleada se guardará en una bolsa cerrada hasta que todo se lave a 60 °C.

 

  1. Los enseres utilizados se depositarán en una caja al exterior del domicilio y se desinfectarán con lejía (20 mililitros o un tapón de lejía por litro de agua) o con alcohol de 70°.

 

  1. Finalmente se sacará los guantes y se duchará. Si esto no fuera posible, se lavará las zonas expuestas manos, cara y cuello.

 

 

 

Barcelona, abril de 2020.