COVB

Colegio

Misión, valores e historia

La primera asociación veterinaria de la provincia de Barcelona se fundó en el año 1900, promovida por la revista La veterinària catalana. Fue el embrión del actual Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona (COVB), fundado en el 1904, gracias al Real Decreto de la Instrucción General de Salud Pública que autorizó la constitución de colegios oficiales médicos, farmacéuticos y veterinarios. El primer presidente del Colegio fue Manuel Martinez, quien, cuatro años más tarde, cedió su lugar al científico y filósofo Ramon Turró. El primer local social se situó en el primer piso del número 22 de la calle dels Tallers de Barcelona.

Más de un siglo después, el COVB se ha convertido en una institución plena y representativa de la profesión veterinaria en la provincia de Barcelona. Hoy en día, tiene personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines:

Legalidad

La ordenación de la profesión veterinaria dentro de su marco legal, en beneficio de la sociedad y de los intereses generales de la profesión, respetando las normas de la libre competencia.

Ética

El control y la vigilancia del ejercicio de la profesión veterinaria, facilitando el conocimiento y cumplimiento de la ética profesional y las normas deontológicas, así como el ofrecimiento de unas prestaciones profesionales de primera calidad a los colegiados.

Investigación

La promoción de la formación y el perfeccionamiento profesional, fomentando la investigación, el desarrollo y la innovación científica y tecnológica.

Representación

La defensa de los intereses profesionales de los colegiados y el ejercicio exclusivo de la representación de la profesión.

Colaboración

La colaboración con los poderes públicos para que haya consenso sobre los aspectos que afectan a la salud de las personas y de los animales, mediante la mejora de la regulación y la ordenación de los sectores de la ganadería y alimentación, desde las fases de producción hasta el consumo.

Cuidamos de los tuyos