Quejas y reclamaciones

 

El Colegio es la entidad competente para valorar las actuaciones profesionales de las personas colegiadas en su ámbito territorial, comprobar que se adecuan y cumplen la buena práctica veterinaria y las obligaciones deontológicas de la profesión, sancionando, en su caso, las conductas infractoras.

El COVB pone a disposición de cualquier persona usuaria de servicios de medicina veterinaria o por otra persona colegiada, la posibilidad de presentar una queja, reclamación o denuncia ante la actuación profesional de los veterinarios y veterinarias.

 

Esta debe constar por escrito y debe hacer constar los siguientes datos:

• Nombre, apellidos, fotocopia del documento de identificación (DNI, NIE, pasaportes, etc.), firma, dirección postal o electrónica, en su caso, a efectos de notificaciones, teléfono, correo electrónico, fotocopia de la cartilla sanitaria el animal u otra documentación relevante.

• Siempre que sea posible, detallar los datos de identificación de la persona que pudiera ser responsable de la supuesta infracción.

• Descripción detallada cronológica de los hechos con indicación del / de los hecho / s reclamado / s y la / s petición / es.

 

La documentación se dirigirá a:

Comité de Deontología

Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona

Av. República Argentina, 25

08023 Barcelona

Teléfono: 93-211.24.66 Extensión: 6.

 

COMITÉ DE DEONTOLOGÍA

El Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona (COVB) cuenta con un Comité de Deontología, cuyo objetivo es velar por que la actuación de las personas colegiadas responda a los intereses y necesidades de la sociedad en relación con el ejercicio de la profesión veterinaria, y especialmente garantizar el cumplimiento de la buena práctica y de las obligaciones deontológicas de la profesión y la protección de los intereses de las personas usuarias y consumidoras de los servicios profesionales.

El Comité analiza las denuncias recibidas, y, en caso necesario, propone un protocolo de actuación, con las recomendaciones profesionales a tener en cuenta ante una determinada situación clínica, o bien, propone la apertura de un expediente disciplinario en caso de sospecha de infracción disciplinaria.

Sus actuaciones se rigen por los Estatutos del COVB y demás normativa colegial y reguladora de la profesión veterinaria.